InicioCurrículum del Dr. Ernesto Góngora GómezHernia Inguinal y Femoral - Hernia de la IngleHernia Umbilical - Hernia del OmbligoHernia Incisional - Hernias Ocasionadas por IncisionesHernia HiatalHernias Laterales de la Pared Abdominal (del Abdomen)Hernia EpigastricaHernia Abdominal EstranguladaContacto
 

Hernia Inguinal y Femoral - Hernias de la Ingle

¿Qué es la Hernia Inguinal?

Definición:

La ingle es la región que se encuentra en la parte baja del abdomen a ambos lados de la línea media en los límites del abdomen con el muslo. Esta región inguinal puede presentar varios tipos de hernias, según el sitio específico donde se produzcan, de ahí, que se les llame hernias inguinales directas o indirectas, hernias inguinales mixtas, hernias femorales o crurales, hernias inguinoescrotales, hernias obturatrices; puntualizando que todas ellas son hernias inguinales. Suelen provocarlas los esfuerzos físicos  intensos, la tos fuerte y de larga evolución, esfuerzos crónicos de orinar y/o defecar, el tabaquismo, el sobrepeso y,  mayormente, si existe influencia genética.

Hernia Inguinal o Hernia de la Ingle
Hernia Femoral
Hernia Inguinal o hernia de la Ingle
Hernia Femoral

Las hernias inguinal y femoral son las hernias que más aparecen en el abdomen con 7–10 % de frecuencia en los adultos de ambos géneros. El lado derecho es el más afectado y, dentro de todos los tipos de hernias de la ingle, son las hernias indirectas las más frecuentes, mientras que las hernias femorales y obturatrices aparecen más en la mujer.

Diagnóstico de la Hernia Inguinal o Femoral (Hernias de la Ingle)

Para hacer el diagnóstico de hernia inguinal y femoral debemos obtener durante el interrogatorio los síntomas que manifieste el paciente. El síntoma principal es dolor en la región inguinal al hacer algún esfuerzo, al estar mucho tiempo de pie,  al caminar o correr largas distancias o bien, al “pujar” en forma intensa o sostenida. Este dolor generalmente es episódico. El otro síntoma representativo en la hernia inguinal y femoral es cuando el paciente detecta la presencia de una tumoración en la región inguinal, que aparece y desaparece, según la posición del cuerpo o de los esfuerzos que realice. Puede ocurrir que dicha tumoración se mantenga casi en forma permanente y crezca progresivamente conforme pase el tiempo. En los hombres, esta tumoración puede crecer  hacia las bolsas testiculares y convertirse en hernia inguinal y/o femoral gigantes o hernia inguinoescrotal.
En raras ocasiones se requieren estudios de rayos X o de ultrasonido para realizar el diagnóstico.

Hernias Inguinales (de la Ingle)
Hernias Femorales

Tratamiento de las Hernias Inguinales o Femorales

El tratamiento de las hernias inguinal y femoral es quirúrgico y debe realizarse tan pronto como se identifiquen ya que todas crecen con el paso del tiempo y las posibilidades de complicaciones se incrementan día con día.

Las complicaciones de la hernia inguinal y femoral son:

a) Encarcelamiento de la hernia inguinal y femoral: Cuando alguna estructura u órgano del abdomen protruye o “se sale” por el orificio de la hernia y se establece en forma definitiva sin poder regresar a su sitio mediante maniobras externas. Esta complicación puede provocar obstrucción intestinal y/o dolor si es el intestino el que se ha “salido” por el orificio de la hernia.

b) Estrangulamiento de la hernia inguinal y femoral: Cuando estas estructuras mencionadas son “ahorcadas” por el orificio de la hernia les provoca falta de circulación y la consecuente muerte del órgano atrapado; si es el intestino, éste puede perforarse y producir peritonitis.

Foto: Muerte Intestinal

El tratamiento moderno de la hernia inguinal y femoral debe ser quirúrgico siendo el cirujano especialista de hernias el mejor indicado para realizarlo. Se pueden operar con  técnicas abiertas (también llamadas tradicionales o a “cielo abierto”, es decir, haciendo cortes más o menos amplios en la piel de la región), o bien, con técnicas laparoscópicas (también llamadas de mínima invasión o “cirugía láser”),  aplicando mallas sintéticas en ambos tipos de procedimientos. Con éstas técnicas logramos:

  • Curar la hernia
  • Reducir el tiempo de estancia en hospital
  • Disminuir el uso de analgésicos
  • Reducir el tiempo de incapacidad
  • Minimizar la posibilidad de que repita la hernia.

Los riesgos operatorios para ambos procedimientos son menores, aunque dependerán de las enfermedades asociadas que tenga el paciente.

La recuperación amerita un día de estancia en hospital después de la cirugía y siete a diez días para regresar a trabajar. Tres semanas para reiniciar ejercicios.

El cirujano de hernias es quien debe decidir cuál es el mejor procedimiento quirúrgico para cada caso.

Las operaciones laparoscópicas tienen mayor costo pero tienen una recuperación más rápida y con menor dolor.

 
 
 

Síntomas, Diagnóstico y Tratamiento de las Hernias Inguinales - Hernias Femorales - Hernias de la Ingle

citas@herniasabdominales.com.mx

 
Diseño de Paginas Web DF